¿Deberías pasarte a los nuevos iPhone XS o iPhone XR de Apple?

Todo empieza por lo que estés dispuesto a...

Pagar. Todo depende de lo que estés dispuesto a pagar. Es así de simple. Meter el mordisco a la manzana es caro. Siempre lo fue. Lo es. Pero les funciona porque siguen aumentando la cuenta de resultados trimestre a trimestre. Lo sigue siendo. Por mucho que haya un modelo que haya recortado prestaciones y servicios para lograr un precio más ajustado. El modelo 'más' barato. Lo que no significa que sea barato, precisamente. 859 euros. Eso es lo más asequible.

Si estás dispuesto a gastarte al menos ese dinero, sentémonos a hablar. Si no, hay que buscar alternativas, que trataremos más adelante. Aquí ya entra en juego tus necesidades (sobretodo en almacenamiento físico, que aquí no se puede ampliar por tarjeta microSD) y tus gustos personales. También depende cuánto te urge. Si solo has leído titulares o datos técnicos, igual no te has enterado que el iPhone Xr no llegará hasta finales de octubre.

Antes era fácil decidirse con Apple. Hasta el iPhone 5S solo tenías que preocuparte del presupuesto. A partir del iPhone 6 introdujeron la variable del tamaño de pantalla. A partir del 7, estaba también eso de escoger entre lo de la cámara dual o no. Y ya con el iPhone 8 metieron tres elementos en la ecuación. Ahora con la llegada del iPhone Xr, el iPhone Xs y su versión hormonada hacen a veces difícil aclararse. Pero vamos a intentar resumir aquí las diferencias entre ambas categorías.

 

A. Entre iPhone Xr y iPhone Xs. Ambos modelos comparten procesador, el A12 Bionic; el sistema Dual SIM (con una tarjeta física y una virtual) así como el sistema Face ID, por lo que ambos tienen el 'notch' presidiendo la pantalla. Es aquí donde se aprecian la primera gran diferencia. El modelo Xr dispone de una pantalla más grande, de 6,1 pulgadas, pero de menor calidad al tratarse de un panel LCD.

 

B. Entre el iPhone Xs y el iPhone Xs Max. Básicamente la gran diferencia entre estos dos modelos es el tamaño de pantalla. En el iPhone Xs tenemos una pantalla de 5,8 pulgadas, mientras que en el Xs Max nos encontramos una de 6,5 pulgadas. Antes de echarte las manos a la cabeza pensando en que es un titán incontrolable con las manos piensa en su diseño sin marcos. Le permite meter una pulgada más de pantalla que en el iPhone 8 Plus en un cuerpo ligeramente menor.

 

¿Merece la pena cambiar mi iPhone?

Si el año pasado o aún más recientemente te hiciste con un iPhone X y te haces esa pregunta, la respuesta es tajante: no. Si te lo has comprado hace poco, tranquilo, sigue siendo una muy buena compra.

Si tienes un iPhone antiguo, recuerda que puedes ahorrarte un dinero con el programa de reciclaje

El iPhone 8 y el iPhone 8 Plus tienen más argumentos para dar el salto, pero también son teléfonos que te pueden aguantar perfectamente dos o tres temporadas más. Lo mismo ocurre con el iPhone 7, que tiene carrete aún para un par de años, más aún teniendo en cuenta la política de actualizaciones que han seguido con iOS12..