Li-Fi, ¿el futuro del Wi-Fi?

 

¿Imaginas un futuro sin routers para poder disfrutar de una conexión inalámbrica a Internet? Harald Hass, profesor de la Universidad de Edimburgo, cree que esto podría ser posible gracias a la luz LED. Este académico acuñó el término LiFi (Light Fidelity) para denominar a esta nueva forma de comunicación que combina iluminación con la transmisión de datos. El Lifi vendría a ser entonces, algo así como el Wi-Fi del futuro. Este propone reducir costos, mejorar calidad y mejorar espacios. En este proyecto, las bombillas LED no servirían únicamente para iluminar sino también como un punto para compartir Internet. Para esto, es necesario añadir unos cuantos elementos a los focos que conocemos en la actualidad, piezas que, según los propulsores de esta idea, son fáciles y económicas de fabricar.En 2016, en Estonia, se realizaron las primeras pruebas fuera de laboratorio de esta tecnología, demostrando que es capaz de transmitir a 1 GBps, es decir, 100 veces la velocidad media de transmisión del Wi-Fi tradicional. Velmenni es una compañía de este país que viene trabajando desde 2011 en su producto Jugnu, lamparitas LED que pueden transferir información a través de la luz. Por medio de la tecnología Li-Fi, las bombitas de luz estonias ya lograron enviar un documento de texto desde la pantalla de una PC a un micro tablero.

Para lograr el envío de información, la tecnología Li-Fi hace parpadear a la lamparas LED en nanosegundos, de forma imperceptible para el ojo humano. En el laboratorio, los científicos de Velmenni lograron alcanzar conexiones de hasta 224 Gbps. Sin embargo, hay algo que el Wi-Fi puede hacer y la luz del Li-Fi no: atravesar paredes. De esa forma, el alcance del nuevo desarrollo resulta limitado. Por otro lado, esa misma característica es la que potencialmente protegería al Li-Fi de intromisiones externas.Además de Velmenni, compañías como Oledcomm y pureLiFi también están trabajando en el desarrollo de este nuevo tipo de conexión, la última de ellas creada por el invetor de la tecnología, Harald Haas. ¿Será el fin de la época Wi-Fi?