El iPhone X llega a España, pero...

La semana pasada Apple realizó el lanzamiento del nuevo iPhone X. El mejor móvil de Apple hasta la fecha llega a las tiendas dispuesto a convertirse no tanto en un súper-ventas, cosa que será difícil viendo que las siguientes unidades de la remesa del stock podrían tardar meses en llegar, sino en el iPhone que tú también querrás tener. Y eso tiene un precio.

El iPhone X ha marcado un antes y un después en la historia de los iPhone. Es el primer móvil de Apple que prescinde del lector de huellas; es el primero que apuesta por el OLED, una tecnología completamente nueva para la compañía; y, sobre todo, es el primero en el que va a ser tan difícil comprar una unidad en sus primeros meses de vida. Para bien o para mal, nunca ha habido un lanzamiento igual de un iPhone.

La llegada del iPhone X a España viene con peros. Y no tanto por lo mediático, ya que estamos viendo una cobertura que está a la par de lo que ha sido en otros años, sino por lo complicado que va a resultar para cualquier usuario dispuesto a gastarse los 1.159 euros de la versión de 64 GB tener en sus manos el nuevo iPhone hasta dentro de unas semanas. Como mínimo, tendrás que esperar casi un mes hasta recibirlo.

La situación es tan inédita que incluso ni siquiera las operadoras que ofertan teléfonos móviles tienen stock del nuevo iPhone X. Ni Yoigo, ni Vodafone ni Orange disponen ahora mismo de unidades de la versión de 64 GB de este teléfono: en todas ellas se ha colgado el cartel de "Agotado temporalmente", y no hay forma de reservarlo, sino que lo único que podemos hacer es suscribirnos a una lista de correo para recibir un aviso en cuanto haya disponibilidad de nuevo.

 

El motivo por el que se ha agotado tan rápido no reside tanto en el número de ventas iniciales, que puede haber sido mayor o menor que otros años -eso no lo sabremos hasta dentro de unos días-, sino en la poca disponibilidad que había de partida. La complejidad de los sensores que requiere el Fce ID para poder funcionar, junto con el limitado suministro de pantallas OLED, han sido los responsables de este limitado lanzamiento.

Pero aún con todo, el iPhone X apunta a ser el iPhone que todo el mundo querrá tener. Apple ha sido la primera compañía en abandonar la tecnología del lector de huellas en favor del reconocimiento facial, el cual -según cifras de la compañía- es mucho más seguro que el desbloqueo por huella. Si se confirman las buenas primeras sensaciones, lo más probable es que tu próximo móvil tampoco traiga lector de huellas.

Y hay más características que no encontrarás en ningún otro iPhone. Está la pantalla, con ese formato de esquina a esquina que incorpora la tecnología OLED que tantas ventajas tiene frente al IPS LCD; está la cámara, que ofrece una mayor apertura respecto al iPhone 8 Plus (y también tiene Modo Retrato en la frontal); y no menos importante es el diseño, que ofrece más pantalla en menos cuerpo.

 

En las próximas semanas empezaremos a conocer las primeras impresiones de todos aquellos que sí han tenido la oportunidad de hacerse con este móvil en su lanzamiento. Estos días, recordemos, también empezarán a llegar las unidades que habían sido reservadas en las últimas semanas.

Y tú, ¿Qué opinas sobre la llegada del nuevo iPhone?