¿Cómo medir correctamente la velocidad de tu conexión a Internet?

¿Tienes dudas acerca de la velocidad de tu conexión a internet? ¿Crees que no se corresponde con la velocidad que te ofrece tu operadora? Tranquilo, hoy te enseñaremos a medir de manera efectiva la velocidad de tu conexión a Internet.

Para ello existen herramientas que nos permiten medir la velocidad real de nuestra conexión a internet. Estos sistemas utilizan un servidor cercano a nuestra localización, suben un archivo, y bajan otro, y en función del tamaño del archivo y el tiempo que ha tardado en subirlo y descargarlo, calculan la velocidad de subida y bajada de nuestra conexión.

Eso sí, hay que decir que siempre existen factores implícitos que pueden interferir en los resultados, por eso, además de otros factores que comentaremos a continuación, hemos de tener en cuenta cómo accedemos a internet:

  • Si accedes por Fibra Óptica: La velocidad que obtenemos al realizar el test se corresponde 100% con la velocidad contratada.
  • Si accedes con ADSL: En estos accesos la velocidad real varía en función de la distancia entre tu casa y la central.

 

Para realizar una medición real, te recomendamos que realices las siguientes acciones antes de realizar el test:

 

1. Conéctate por cable Ethernet. Para comprobar la velocidad real de tu línea, debes conectar tu PC al router mediante cable, ya que por wifi no siempre se alcanza la máxima velocidad. 2. Asegúrate de cerrar todas las aplicaciones que tengas abiertas y que necesiten de conexión a Internet durante el test. 3. Desconecta todos los dispositivos externos que estén conectados a tu router.

 

Para realizar la medición utilizaremos un Test de Velocidad. SpeedTest es, sin duda, el más conocido y utilizado de todos. Capta nuestra dirección IP y la proveedora con la que tenemos contratado el servicio, y podemos elegir el servidor con el que realizar el test, aunque por defecto seleccionará el más cercano. Una vez realizado, nos proporciona los datos de tiempo del ping (latencia), y la velocidad de subida y de bajada (con una pequeña gráfica para estudiar la progresión).

Nos permite también comparar nuestros resultados con la media de nuestro país, región u operadora. Además, ofrece la opción de compartir los datos en redes sociales, subirlos al índice de datos de Speedtest, o volver a realizar el test con otro servidor distinto. Ningún otro servicio tiene tantos servidores en todo el mundo y es capaz de ofrecer comparaciones de resultados con casi cualquier ISP del planeta, gracias a los millones de pruebas que realizan los usuarios todos los días.

Para realizar esta medición entramos a la página de SpeedTest (puedes entrar a través de este enlace): http://beta.speedtest.net/

Nos aparecerá la siguiente pantalla:

 

El Test de Velocidad reconocerá tu dirección IP y se conectará automáticamente al Servidor al que estás conectado por defecto. Para comenzar a medir la velocidad de conexión debes pulsar el botón INICIO. Empezará el test de velocidad, en unos segundos te mostrará los parámetros a medir: latencia o ping, velocidad de carga y velocidad de descarga:

A continuación te enseñamos a analizar los parámetros que hemos medido:

Ping o latencia, que se mide en milisegundos (o ms) es el tiempo que tardan en comunicarse tu conexión local con un equipo remoto en la red IP. Es decir, el tiempo que tarda el servidor en dar respuesta. Depende, sobretodo, de donde se encuentre el servidor. Una latencia de 12, como aparece en nuestro test, significa que se tardan 12 milisegundos en recibir los datos desde el servidor a nuestro ordenador. Es una latencia bastante buena.
Velocidad de Descarga, es la velocidad de descarga de información. A mayor velocidad, menor será el tiempo en recibir toda la información. La velocidad de descarga mide el tiempo de descarga para estimar la velocidad de su conexión. Durante el proceso de descarga se detecta la cantidad de bytes que se ha descargado en un segundo y luego los convierte en Megabits por segundo. En nuestro caso obtenemos una velocidad de 155 Megas.
Velocidad de Carga, que es la velocidad con la que enviamos información a Internet, por ejemplo, el tiempo que tarda en ser enviado un correo electrónico a un contacto. Por último para comprobar la velocidad de subida, el Test de Velocidad carga múltiples paquetes al servidor más cercano y calcula todos los bytes cargados en un segundo, entonces los convierte en Mbps para mostrar la velocidad de subida en Megabits por segundo.En nuestro test hemos obtenido una velocidad de descarga de 148 Megas, un poco inferior a la contratada (150Mb).

 

Esperamos que este artículo te sirva de ayuda a la hora de realizar mediciones en tu conexión a Internet y que, Aunque nadie obtiene casi nunca la velocidad máxima que ha contratado durante el 100% del tiempo, puedas comprobar que estás recibiendo el servicio y velocidad real que has contratado con tu operador, el servicio por el que estás pagando y que puedas reclamar con propiedad o simplemente cambiar de operador si notas demasiadas fluctuaciones a la baja.